Privación Sensiorial

Privación sensorial

El bondage a menudo se hace con privación sensorial: con tapones para los oídos, una venda para los ojos, una capucha y plastico en los dedos de manos y pies, no podrás sentir ni tu propia piel. No sabrás dónde está tu dominante hasta que te toque o hable lo suficientemente cerca de tu oído para que lo oigas,

La persona dominada pierde el sentido del tiempo cuando se le aplica privación sensorial, por lo que recomendamos que la persona dominante toque a menudo a la persona dominada las primeras veces que prueban este tipo de sesión, hasta que sabes dónde están tus límites.

La privación sensorial puede ser algo mucho más sencillo: una venda para los ojos es un juego muy potente. Crea una agradable sensación de indefensión, y tiende a “apagar” la consciencia verbal e intelectual. Las vendas para los ojos ofrecen también protección para lxs dominantes novatxs o nerviosxs, así su sumisx no pueden verles siendo torpes con un juguete nuevo.

Los tapones para los oidos dan sensación de estar flotando, desconectan de la realidad y te centras en la sensación. La verdad es que los tapones de los oidos, aun con otros de peluche encima, no llegan a impedir el oir completamente, aunque si lo hacen complicado si la persona dominante (o varias) están algo alejadxs. Unos auriculares con música pueden hacer que el aislamiento sea mayor.

 Algunxs practicantes se excitan con el control de la respiración (breath control), ya sea apretando con las manos el cuello o usando una máscara, a menudo junto con estimulación sexual. Esto es un juego de nivel avanzado y muy peligroso: puede cortar los impulsos nerviosos a tu corazón, acabando contigo en un ataud y tu dominante en la cárcel.

Si te excita el control de la respiración, te recomendamos que aprendas muchísimo sobre el tema y después lo hagas muy poco a poco y con mucha precaución. Ahogar hasta perder el sentido es peligroso y hacerlo varias veces lo es mucho más. Mucha gente practica autoasfixia erótica usando algo que les apriete el cuello mientras se masturban: una práctica que mata a cientos de personas cada año y no lo defendemos en ningún caso.

Las mordazas, una solución más segura, cambian las percepciones no sólo por no dejarte hablar sino por hacerte respirar más despacio. Si tienes la nariz taponada, usa un descongestionador nasal antes de usar la mordaza o no permitas que te amordacen en ningún caso.

Tu dominante debe estar extremadamente cerca de ti cuando estás amordazadx. ¡Y recuerda el acordar una señal no verbal como palabra de seguridad antes de que te pongan la mordaza!

Todas las formas de privación sensorial pueden ser a la vez excitantes y fascinantes y pueden poner a la persona dominada, y a veces a la dominante, en un estado alterado de percepción, que hace que el roce más ligero puede sentirse como un milagro, y una caricia sexual se convierte en el centro del universo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s