Convirtiendo fantasías en realidad

Masturbarse es una buena herramienta para aprender, además de pasárselo bien. Probablemente ya sabes cómo darle ritmo a esa historia, volver atrás o repetir unas partes de ella una y otra vez y acelerarlo a la parte orgásmica justo en el momento.

Si intentas que tu sesión se parezca exactamente en cada detalle a tu fantasía, estás poniendo un “guión” demasiado justo, demasiado estricto: tu top encontrará prácticamente imposible jugar contigo, y es muy probable que te encuentres con interrupciones y decepciones al empeñarse la realidad en no adaptarse a tu fantasía.

Los S/M estamos siempre maquinando. Da igual lo imposible que parezca una fantasía de quizás extrema violencia, o volar, o ciencia-ficción: la cosa siempre es saber cómo hacerlo posible de manera segura, consensuada y de manera que sea realizable.

En cualquier momento puedes decidir qué parte realizas, qué parte no, y después podrás lamentarte de lo que no sucedió o disfrutar recordando lo que sí sucedió.

Por favor, recuerda: Siempre hay otra vez. Todo lo que vale la pena hacerse realidad, vale la pena también para esperar por la oportunidad para hacerlo bien. Y si REALMENTE vale la pena hacerlo, entonces vale la pena practicar y hacerlo una y otra vez hasta que te sale perfecto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s