Después de la sesión

Muchxs practicantes fijan un tiempo después de la sesión para repasar lo que ha pasado, que funcionó, qué no. Quizás al dia siguiente, quizás a la hora del almuerzo, quizás una llamada la semana próxima: cuando sea EXCEPTO justo después. Justo después de la sesión, es imposible la objetividad.

Algunxs se comunican en persona, otrxs por email. Algunxs dominantes les obligan a sus sumisxs a llevar un diario que la persona dominante puede leer.

Organices como lo organices, guarda un espacio para alabar lo que sí te ha gustado, y trata cualquier preocupación que puedas tener o dificultades sin buscar culpables. Ningunx de nosotrxs es tal adivinx como para evitar malentendidos, así que tenemos que buscar vías más mundanas para poder comunicarnos qué es lo que está sucediendo. De manera amistosa y cooperativa, comparte qué te gustó, y qué te habría gustado diferente. Dale a tu dominante un espacio para que comparta su experiencia también.

Si esto lo conviertes en una práctica habitual, aprenderás rápidamente a colaborar para crear sesiones con tus fantasías más salvajes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s