Internet y BDSM. ¿Qué es igual?¿Qué cambia?

La exploración del BDSM por internet tiene sus cosas buenas y sus cosas malas.

De las malas:

1. Las interacciones electrónicas son IGUALES a las del “mundo real” en varias cosas.

Aunque una ciber-sesión o una discusión no te deje moratones ni marcas, si pueden afectar a tus emociones y relaciones de la misma manera en muchos sentidos que lo haría el juego en el “mundo real”.

Las aptitudes que vas aprendiendo en este libro —negociar qué quieres, poner límites, conocer a la persona dominante antes de jugar con ella, ir despacio, hacer controles después de la sesión, etc— son IGUAL de necesarias cuando la sesión suceda en un monitor como cuando suceden en una mazmorra.

Hemos oído muchas historias tristes de personas dominadas que pensaban que no tenían que tener un cuidado especial porque jugaban virtualmente… para descubrir que no era así cuando se sorprendieron de sentirse tan usadxs, tristes, ignoradxs o, en general, pisoteadxs.

El juego virtual le permite a lxs participantes conectar y “reflejar” mutuamente sus fantasías produciendo un feedback continuo especialmente intenso que no se da en el “mundo real”.

La razón para poner “mundo real” entre comillas es porque en muchos sentidos el juego ciber ES REAL: la fantasía compartida es una fantasía real, y la respuesta psicológica de tu cuerpo es muy muy real… con lo que en algunos sentidos, aunque no todos, el universo que tu creas en tu cabeza y muestras a través de tu teclado y monitor es tan real como el espacio real que estás ocupando ahora.

2. Mucha de la gente jugando en internet TIENE POCA O NINGUNA EXPERIENCIA REAL EN BDSM.

Esta ausencia de “reality checks” (test en la vida real) a veces hace que les resulte fácil quedar atrapadxs de manera poco realista en sus propios roles, interpretando el papel de la persona dominante ultracontroladora y arrogante, o la persona sumisa que se arrastra y se somete de manera servil, sin pensar en las necesidades y límites reales de ellxs mismxs o sus compañerxs.

Si te encuentras a ti mismx en un entorno en internet en que no se valora a lxs sumisxs, o tratadxs de manera maleducada o faltando al respeto, te aseguramos que hay otros muchos mejores sitios en los que pasar el tiempo —internet es un universo inmenso y muy variado. Lárgate y asegúrate que otrxs saben la razón por la que te vas —algunxs podrían decidir seguirte.

3. Una de las malas cosas de internet es la ausencia de responsabilidad: Internet te permite jugar cuando quieres, con la posibilidad de que tus acciones no se lleguen a conectar nunca con tu “yo real”.

La gente con buena intención usa eso para explorar roles, situaciones y personajes que a lo mejor les dan miedo o resultan demasiado irreales o embarazosos para vivirlos en la realidad.

La gente con mala intención puede usarlo para acosarte, amenazarte, insultarte, mentir a la gente sobre ti o revelar información sobre ti sin que tú hayas dado permiso.

Nuestro consejo es que tengas tanto cuidado al buscar compañerxs online como lo harías en la vida real, y ten especial cuidado con la información que compartes como tu nombre, lugar de residencia o situación en tu vida, al menos que no tengas problema con que el mundo entero lo sepa.

De las buenas:

Mucha gente que busca sobre sexo alternativo (kink) en internet, empieza en webs de BDSM. Algunas son similares a revistas. Otras con fotos, otras textos, algunas con vídeo. Unas son porno, otras están destinadas a informar. Pueden pertenecer a fabricantes de juegos eróticos, a editores o a fabricantes de ropa fetichista, o simplemente a personas pertenecientes a esa comunidad.

Puesto que internet es un terreno desrregulado y caótico, la única manera que tienes de saber qué tipo de web es a la que estás mirando es el SENTIDO COMÚN: si parece que está ahí sobre todo para excitar sexualmente, su intención no es ser una fuente de consejos realistas e ideas. La información en internet es tan buena o mala como la persona que la ha puesto ahí; nunca te fíes de una sola fuente. Míralo en varias webs y descubre por ti mismx en qué coinciden y en qué no: los terrenos en que no coinciden pueden ser la parte sobre la que quieres pensar un poco más y explorar con cuidado.

Otra manera de explorar internet son los chats [de IRC-Hispano, de Undernet, en páginas temáticas…]. Te permiten hablar en tiempo real con otras personas con las que compartes intereses. Suelen organizarse por orientación sexual (para gays, para mujeres dominantes…), por fantasías sexuales, algunas son de apoyo y otras se organizan por lugar (de gente que vive relativamente cerca).

Las salas de chat pueden ser divertidas, y una vía estupenda para conocer a almas gemelas. De todos modos, ten en cuenta que muchas de estas salas tienen protocolos particulares, (como maneras en que hay que dirigirse a las personas dominantes) que no son necesariamente típicas en las relaciones “reales”. Si quieres frecuentar una sala de chat, aprende y usa sus normas, pero no pienses que nadie fuera de esa sala de chat las usará o las tendrá en cuenta.

Es fácil dar por hecho que como no hay contacto físico, no hace falta negociar tus límites y deseos. Al contrario: conocemos a personas que han experimentado trauma emocional inesperado y auténtico fruto de encuentros en salas de chat: nuestra sugerencia es que negocies tan cuidadosamente como lo harías para una sesión en persona. Puedes usar el ejercicio de “Si /No / Quizá”.

Los newsgroup (grupos de noticias) y las BBS [y los foros] son sitios en los que la gente puede dejar mensajes. El sitio más conocido es Usenet*, que tiene decenas de miles de grupos con cada gusto posible. incluídos los tuyos. Algunos grupos de noticias son moderados, algunos no.

La gente que escribe en los grupos de noticias son gente con mucha experiencia, con muchos conocimientos que compartir y una disposición generosa a compartirlos. De todos modos, tendrás que buscar en medio de un montón de basura para encontrar las joyas…

Las listas de correo son parecidas a los grupos de noticias, pero los recibes junto con tus otros emails. Muchas son locales, otras para discutir temas concretos.

Algunxs líderes especialmente carismáticxs, respetadxs o muy entendidxs en las comunidades bdsm mantienen listas de correo privadas para sus fans o seguidorxs y algunas empresas relacionadas con el bdsm pueden tener listas de correo para anunciar nuevos productos u ofertas especiales. La mayoría de las listas son moderadas, normalmente por la persona que lleva la lista.

Pueden ser extremadamente útiles puesto que pueden centrarse en un interés muy concreto y las hay muy especializadas. Si te gusta el spanking dado por carpinterxs zurdxs con ascendencia latina, probablemente hay una lista de correo para ti y si no, siempre puedes comenzar una!

Internet ha atraído a más personas nuevas a las comunidades “reales” del BDSM de lo que nadie había imaginado. Como pasa con todo, el pasar a interacciones físicas te va a dar unas sensaciones muy parecidas, te acerques por primera vez a través de un libro, una web, un taller o a través de un pensamiento en tu cabeza con tu mano entre las piernas: algunas cosas serán menos maravillosas de lo que pensabas, otras serán incluso más maravillosas. Incluso puede descubrir cosas en las que nunca hubieses pensado.

Estas son algunas de las cosas que te puedes encontrar en tu primer encuentro con la realidad física:

LA GENTE

Lxs tops en tus fantasías son TAN buenxs adivinando lo que piensas,…¿verdad?. Y hacen justo lo que quieres, visten como quieres,…

Sea a partir de webs, o revistas o una visita a una Dómina profesional, es SEGURO que no se comportan como lxs tops que te vas a encontrar en la vida real. Lxs tops reales tienen michelines, problemas en el trabajo, momentos de culpa e inseguridad, y todos los problemas que tú o cualquier otra persona tiene.

Normalmente no se parecen a lxs tops de las revistas o webs, y la sesión que quieren hacer puede no coincidir con esa con la que llevas fantaseando cada vez que te masturbabas leyendo a Pat Califia durante años.

¿Y tú? En tus fantasías puede que seas maravillosamente guapx, infinitamente sumisx, flexible como lxs contorsionistas y suficientemente masoquista para aguantar todo lo que te echen. En la realidad, SEGURO QUE NO LO ERES. Nosotras no lo somos, eso seguro. Y puede que te sientas tímidx, culpable o que no estás a altura porque no te pareces a la persona sumisa imaginaria que tienes en tu cabeza.

Nosotras somos grandes fans de la flexibilidad. La persona dominante que no se parece para nada a la fantasía que tú tienes en la cabeza puede ser excitante, creativx y empáticx en el momento en que se cierra la puerta de la mazmorra tras de tí. La sesión con actividades que nunca te hubieses imaginado hacer te puede poner caliente como nunca lo has estado.

Intentar adaptar cada dominante que te encuentras para que sean una réplica exacta de lxs dominantes que viven en tu imaginación es una receta segura para el desastre, además de ser una falta de respeto.

En lugar de lamentarte por lo que no eres, toma la decisión de celebrar lo que eres —la persona dominada sexy, atractivx que está dispuestx a experimentar y hacerlo lo mejor posible para convertir cada sesión en un éxito.

Nadie se queda impotente por internet. Ni se le cansa el brazo de usar el flogger.

El juego en el mundo real, mientras que da sus propias satisfacciones, no ofrece esas ventajas. Tops y bottoms en el mundo real se cansan y sudan, tienen tirones y dolores, nuestros cuerpos a veces se resisten a cooperar justo cuando más queremos que lo hagan. El “ciberjuego” no es precisamente una ayuda para prepararnos para esas pequeñas decepciones e interrupciones: prepárate para procesarlas con cariño, con mucha reafirmación para tí y tu compañerx cuando haga falta, y recuérdate a ti mismx que los disfrutes que dan los “juguetes de carne” compensan con mucho sus pegas.

Sensaciones

Un amigo quedó una vez con una experimentada masoquista que quería probar un caning. Le dio un golpe suave y ella dijo la palabra de seguridad. El paró y hizo algo de calentamiento… volvió a darle y ella volvió a decir la palabra de seguridad. Cuando decidieron parar y averiguar cual era el problema, él averiguó que ella habia sido sometida a mucho “ciber-caning”.

Es un caso extremo, pero es importante: El juego no da las mismas sensaciones en la realidad que en tus fantasías. Esa maravillosamente sumisa postura puede dar un inaguantable dolor de rodillas y muslos…

Incluso si tus fantasías, o tus lecturas, o tus juegos ciber han sido extraordinariamente intensos, te recomendamos tener mucho cuidado e ir despacio en tus primeros pasos en la realidad física. Algunas experiencias serán mucho peores de lo que pensaste que serían, otras te darán la sensación que imaginabas y con otras te sentirás mucho, mucho mejor. Y hay tiempo de sobra para explorarlas todas.

Lo bueno de las fantasías es que cuando una se hace aburrida o demasiado para tí, dejas de tenerla y punto. Cuando a explorar eso en la vida real, puedes descubrir que el que te aten y te dejen en una esquina es muy muy excitante… durante 20 minutos, más o menos. Después de ese tiempo, empiezas a preguntarte qué estarán poniendo en la tele.

A pesar de lo emocionantes e irresistibles que sean tus fantasías, te recomendamos una aproximación lenta y cuidadosa. Un poco hoy, y otro poco mañana. Seguramente preferirás que una sesión te deje con ganas de más a que te deje con sensación de aburrimiento, enfado, demasiado para ti o de decepción. Y recuerda: siempre hay tiempo de sobra para explorar!.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s