Conclusión: Sumisxs alquímicos

(Sumisx filosofal)

Esperamos que estés acabando este libro con idea más clara de tu propio poder y tus posibilidades que cuando lo comenzaste. Si hay algo que queremos que saques de leer esto, es la sensación de que hay infinitas posibilidades ahí fuera, y que conociendo y respetando tus límites, pues explorar el territorio ilimitado que hay dentro de ellos. Construyendo sobre una base de seguridad y preocupación mutua, construyes el camino que te puede llevar mucho más allá (¡y más hacia tu interior!)

CREANDO UN ESPACIO SEGURO.

Hecho con cuidado, el BDSM puede ser un espacio seguro para la exploración, el crecimiento y la superación de problemas para dominantes y para dominadxs.

ABRIENDO LOS CANALES

Lxs dominantes más fuertes, más excitantes, más irresistibles sólo pueden serlo si tienen a quien dominar. Lxs sumisxs más complacientes, más masoquistas, más entregadxs sólo pueden ser dominadxs si tienen un dominante.

Como persona dominada, tú eres fabricante de dominantes [top-maker]. Le das permiso a tu dominante para ser dominante, y te guste o no, le das algunas indicaciones sobre qué tipo de dominante ser. Le das también a tu dominante el importante permiso para NO ser dominante —para que exprese sus miedos, preocupaciones y vulnerabilidades (tanto relacionadas con la sesión como no relacionadas) que todxs, como seres humanos, debemos tener.

Nos necesitamos mutuamente para ser quienes somos. Necesitamos abrirnos por completo, como dominantes y como personas dominadas, y sobre todo como seres humanos, para obtener la aceptación que necesitamos de nuestros deseos y necesidades más sexuales. Necesitamos considerarnos válidxs mutuamente, confiar mutuamente, cuidarnos mutuamente. Nos necesitamos para curarnos nosotrxs mismxs y mutuamente. Nos necesitamos mutuamente para ser lo máximo que podemos llegar a ser.

ERES UN CRISOL

Un crisol es el recipiente que un metalúrgico usa para derretir juntos minerales —un receptáculo para metales sólidos y mucho calor, transformando dos elementos menores en algo más grande, la caldera del alquimista para transformar el plomo en oro.

Tú, como sumisx, eres un crisol. Poner la energía de tu dominante dentro de ti. Dentro de ti, mezclado con el calor del espíritu y el sexo, esa energía se remueve con tu propia energia, y se convierte en algo más fuerte, más depurado, más brillante de lo que cualquiera de vosotrxs por vuestra cuenta podríais haber creado.

Cuando tu dominante piensa que eres bellx, te conviertes en bellx. Cuando crees que tu dominante es poderosx, se vuelve poderosx. Tu cuerpo y espíritu son el lugar para la creación de una nueva realidad recién creada…una realidad con todo el poder y sabiduría que tu y tu dominante podéis reunir.

Os deseamos bendiciones, curaciones y milagros a lo largo de vuestro viaje.

Janet W. Hardy y Dossie Easton.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s