Espacio Sagrado

Muchas de las cosas que hacemos en BDSM son rituales: los juegos que jugamos, los roles que adoptamos, fetiches, actos de significado simbólico y el completo teatro del psicodrama tienen todos los elementos de una obra de misterio. El espacio infinito en que entramos cuando jugamos es mitológico: un terreno de arquetipos, misterios, de actos simbólicos, donde usamos el camino de un teatro ritualizado para crear una enorme intensidad física y emocional. Ese espacio alterado de las consciencia se conoce con muchos nombres: dreamtime, inner space, higher power, el “espacio entre dos mundos” [the place between the worlds].

Estos rituales y ceremonias son siempre maneras de aumentar la percepción espiritual y expandir la consciencia. Cuando nos abrimos de esa manera, abandonamos algunos de nuestros límites, y nuestras defensas habituales, por lo que debemos tener cuidado de protegernos cuando estamos en ese estado vulnerable.

Para esto, lxs participantes establecen un espacio sagrado, un entorno ritual, un círculo. Cuando creamos ese círculo, expulsamos nuestra negatividad, dejamos fuera temporalmente cosas que nos resultan complicadas y creamos un espacio de cuidado y una consciencia superior, en el que el mundo físico se protege desde un principio por lo que estamos libres para centrarnos en la experiencia espiritual.

Las personas que participan en ese círculo ritual a menudo sienten un vínculo especial, puesto que cuando hemos bajado nuestras barreras, cuando las hemos abierto o las hemos hecho más permeables, nos sentimos más cercanxs lxs unxs a lxs otrxs. Tener sexo en grupo en un espacio sagrado puede ser muy acogedor e íntimo, puesto que el círculo acerca a la gente de manera segura y armónica para celebrar su sexualidad con el grado más alto de consciencia. En rituales en grupo, enfocas la energía en todo el mundo presente, lo que amplifica el poder.

El hacer un ritual en presencia de otras personas te puede dar más compromiso —en parte por su apoyo, en parte porque sería más embarazoso el abandonar en la mitad, con lo que puede que te fuerces a ir un poco más allá, y llegar más lejos. A veces es necesario abandonar en la mitad, no importa lo embarazoso que sea: el decir una palabra de seguridad para salir de un ritual es un acto de tremenda honestidad, y merece ser respetado.

Ampliación ajena al libro: ========

[En castellano, sobre dreamtime (Tiempo del Sueño)

En castellano sobre inner space o espacio interior.

En castellano sobre el poder superior (usado en Alcohólicos Anónimos y otros programas de doce pasos).]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s